Tan de noche que se llama madrugada

Luz de luna

Es de noche y solo de pensarte se dibuja una sonrisa,

Es de noche, tan de noche que se llama madrugada

y los versos enamorados nacen y brotan tan deprisa,

¡Pareciera que tu cuerpo estuviera sobre mi almohada!.


Es de noche como aquella en la que esperábamos estrellas

A la luz de tus ojos que proyectaban tu mirada,

En esa noche tan oscura y fugaz como el paso del tiempo,

Todavía siento tu cabeza apoyada sobre mi espalda.


Contabas emocionada cada estrella fugaz en el firmamento,

Sentía vibrar tu voz ilusionada en el fondo de mi alma,

Respiraba a través de tu respiración igual que ahora siento

Mientras cierro los ojos para perderme en el azul de tu mirada.


Es de noche y la oscuridad se cierne inundando cada rincón,

Cubriendo los relieves y las formas del sueño de mi Ilíada,

Sí, es de noche y una lágrima se escapa entre el miedo y la ilusión,

Porque es de noche mi amor, tan de noche que se llama madrugada.



Anuncios