A buen entendedor…

Ponte en la "piel del toro" y seguirás siendo español

Confundir la velocidad con el tocino, mezclar churras con merinas son dos maneras de expresar la estúpida costumbre de intentar justificar ideas con razonamientos que están muy lejos de tener algo que ver con lo que se intenta defender.

Prohibir la tortura de animales es, según algunos, restar libertad de elección, como si la tortura a cualquier ser vivo fuera algo que entrara dentro del ámbito del derecho natural del hombre. Esto es confundir la velocidad con el tocino, pero también es cierto que este argumento es a sabiendas de que no se corresponde con el fondo de la cuestión.

Luis Corrales, taurino: “los derechos de los animales no existen”

“Luisitooo, figuraaa, ¿en qué circo romano aprendiste a leer?… ¡en fin!

Las corridas de toros de antiguas y tradicionales han terminado por ser anacrónicas y como tal, así lo entiende una mayoría de los ciudadanos en España puesto que estadísticamente, más de un 70% estaría a favor de su prohibición, pero no por restar libertades, no por ir contra la identidad española, solo por que se ha llegado a una evolución social que no permite engrandecer la tortura ni como fiesta ni como arte.

Pero algunos confunden la velocidad con el tocino y creen que aboliendo las corridas de toros se separan del sentir español, todo con el legítimo pero confundido discurso del nacionalismo. Hace décadas que ciertos tópicos no son aplicables a los españoles y este es uno de ellos. Los españoles de Castilla, de Extremadura, de Valencia, de Cataluña, de Galicia, etc. no se identifican con las corridas de toros por lo que deslegitimarlas no supone separarse de España o dicho de otra forma, se puede ser indenpentista catalán y a su vez aficionado a los toros.


Ser antitaurino no es sinónimo de catalán como ser español no es sinónimo de taurino o de flamenco. En Canarias, desde el 30 de Abril de 1991, están prohibidas las corridas de toros gracias a una ley aprobada con el apoyo de la derecha e izquierda en la cual se legislaba sobre la protección animal (591 – LEY 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales)

¿Acaso los canarios no son españoles? ¿Son los canarios menos democráticos que en otras partes de España? A ver si ahora aquellos que utilizan este discurso para destacarse de España, resulta que ni pioneros ni nada y que si los canarios llevan 18 años sin corridas de toros sin darle la trascendencia que algunos quieren darle será porque lo obvio, lo razonable, lo lógico en una sociedad evolucionada no se vende como una conquista novedosa y diferenciadora.

A buen entendedor con pocas palabras basta.

Enlaces de interés

PACMA – Partido antitaurino sobre la prohibición en Cataluña

Asalto al ruedo – Web denuncia del maltrato a los toros

Canarias al día.com – Noticia sobre el apoyo a la iniciativa en Cataluña

La vergüenza nacional – NO A LAS CORRIDAS DE TOROS (Ulysshes)


Anuncios