Mi casa es una ruina

Nuestra casa

Mi casa se cae a cachos, es una ruina  y nadie hace nada, se desmorona sin remisión y todavía los que pueden hacer algo están discutiendo si es por causa de que los vecinos nos la estamos cargando o por razones que se escapan de la actividad vecinal.

La mayoría de los peritos del seguro tienen claro la razón, nos estamos cargando la vivienda y si desde el exterior se producen desgastes propios del clima, la mayor parte de los desperfectos son a causa de los abusos de todos los vecinos.

Ensuciamos, rompemos, abusamos de todos los recursos de nuestra vivienda sin darnos cuenta que son finitos, especialmente si no ponemos medios para su regeneración.

El tejado tiene goteras y estamos expuestos a inundaciones, las paredes enormes grietas, se producen cortocircuitos e incendios inesperados y a lo más que llegan es a poner andamios de madera a modo de parche miserable, pero nadie quiere comprometer el dinero necesario para salvar nuestra casa, nadie quiere sacrificar el ahora por el mañana, nadie ve la ruina que se cierne rápida e irremisible sobre nuestra casa, después, cuando se venga abajo, cuando ya la vida sea imposible, entonces no habrá remedio, ya no será necesario el dinero, ya no habrá vida, entonces será demasiado tarde.


Podemos llegar muy tarde

Anuncios