Camilo Sesto – Amor amar (Cosas de la edad)

Hace unas semanas, en el coche, mientras regresaba a casa desde el trabajo escuchaba la radio como casi todos los días y me encontré, ¡oh Revival casposo!, con que estaban haciendo un programa homenaje a Camilo Sesto o Sexto, creo que lo escriben de las dos maneras.

¡Madre Santísima! El tiempo que ha pasado. Si mi memoria, algo deteriorada con el paso del tiempo, no me engaña, yo tenía nueve añitos cuando este chico estaba en el cenit de su carrera.  Han pasado la friolera de 36 años, ¡coño!, se dice pronto, ¿a ver?: treintayseisaños…, pues sí, se dice pronto pero ¡lo que ha llovido!, tanto que sus canciones las tenía criando malvas desde hace décadas.

Dejé el dial por un “yoqueséquequéséyo” a pesar de que Camilo “no me mola ni un mazo” y pusieron una canción que tenía en el armario más profundo de mis olvidos , pues bien, su letra, sí, “eso en lo que primero se fijan las chicas”, me sorprendió como quizás en tiempos no lo hizo por mi temprana edad.

La Canción se titula “Amor, Amar”, creo que aunque suene antiguo esta canción es de una profundidad y un romanticismo que por lo menos a mí, me llega. Lo sé, soy un moñas de cuidado pero esta canción tiene poesía y un lenguaje cifrado en alguno de sus versos, y si no que alguien me explique qué quiere decir: y en el cielo pasan nubes del pájaro de nieve”, o también: “muchos abanicos negros me anunciaron tu llegada”, ¿Ein?, a ver, esos filósofos, que entren al trapo porque esas frases dan para más de un post aunque hoy este será el post de mis “Domingos musicales”

AMOR, AMAR (Camilo Blanes, sí, el Sexto de toda la vida)

Yo no tengo alas para decirte
mis heridas
y en el cielo pasan nubes
del pájaro de nieve.
Amor, si tu dolor fuera mío
y el mío tuyo,
qué bonito sería…
amor… amar
No tengo ventana para asomar
mi soledad
y hasta los cristales del silencio
lloran silencio
Amor, si tu dolor fuera mío
y el mío tuyo,
qué bonito sería…
amor… amar
No tengo hoy ni ayer,
pero sí tendré un mañana
para volar…
Yo voy por las calles
con tu nombre
cerrado en mi puño
Y voy arrastrando
una bufanda
con recuerdos
hacia el olvido
Amor, si tu dolor fuera mío
y el mío tuyo,
qué bonito sería…
amor… amar
Cabalgando la noche
se acerca tu nombre..
Yo no tengo llanto
ni caricias
y en el aire
muchos abanicos negros
me anunciaron tu llegada
Amor, si tu dolor fuera mío
y el mío tuyo,
qué bonito seria…
amor… amar

Anuncios