Cuando duele el amor

Abrazo tu ausencia

Tu dolor me duele y no sé cómo evitarlo, tu soledad me aterra y no encuentro manera de llenar tu alma aislada, tus ojos tristes me hacen llorar y las lágrimas no desahogan mi corazón angustiado.

El padecimiento de tu cuerpo que se alarga con el paso del tiempo, el miedo que me somete por tu afección, tu sufrimiento que es el mío, tu dolor que es mi dolor, tu ausencia y tu soledad que son las cadenas que atenazan mi vida, tu amor que es el combustible de mi organismo, que me mantiene vivo, que me da fuerzas, que hace de la espera una batalla ganada aunque luchada hasta la extenuación.

Extraño tu aliento, ansío tu mirada, necesito tus palabras que hagan sucumbir mis sentidos entre tus sábanas.

Quisiera ser el cielo que ilumina tus pisadas, la luna que sobre tu pecho descansa, quisiera ser el fuego que calienta tu cama, quisiera ser todo para ti, tu sonrisa, tu alegría, tu descanso, tu fuerza y tu espíritu, quisiera ser y seré la puerta de tu destino que se abra para recibirte y darte todo el aliento, para inundarte con mi amor lleno de esperanza.

Porque duele tu ausencia, porque no es lo que quiero sentir sino que es lo que siento sin querer, porque duele el amor, ¡duele tanto! que me hace volar hasta el rincón más oculto de tu alma.


Anuncios