Hasta la crisis que viene

Todavía me pregunto por qué esta crisis, que nos tiene ahogados y con la espada de Damocles colgando sobre nuestras cabezas, no pudo ser predicha por los cabezones expertos en economía de los grandes bancos y de las más grandes corporaciones empresariales del sistema capitalista.

Sin tener una respuesta detallada creo entender el principio del problema, la razón por la que estos “sesudos” economistas no pudieron preveer nada, la frase que leí me dejó pensativo e iluminó de repente la duda que pensé siempre quedaría a oscuras:

La economía, que seguramente es la ciencia social matemáticamente más avanzada, es una ciencia social humanamente atrasada. Se abstrae muchas veces de las condiciones sociales, históricas, psicológicas de los ciudadanos, que son inseparables de las actividades mercantiles”

La crisis y el clima

La crisis y el clima

La avaricia, el desenfreno en el beneficio rápido sobre pilares de barro no se analiza por la economía, solo se mide la ganancia, el enriquecimiento express, todas las ciencias humanas quedan al margen.

Estamos saliendo de una crisis y mientras salimos ya comienza a gestarse la siguiente, quizás la más grave que haya existido nunca, la crisis del clima de nuestra planeta. La Tierra se muere y volvemos a cometer los mismos errores, el principal, confiar nuestro destino a los mismos personajes que nos llevaron a una crisis que ha tirado por tierra toda una década de progreso. ¿Ha dimitido alguien por esta catástrofe?

La Tierra se muere y las ciencias sociales y humanas vuelven a quedar al margen. Parece claro que volvemos a priorizar “ser el mejor y no ser mejor”.

Es curioso, tengo la respuesta pero no tengo la solución…, si esto es así entonces la frase de Eduardo Mendoza es casi una sentencia: “Un problema deja de serlo si no tiene solución”.


Anuncios