‘Top ten’ del rock según la Iglesia Católica

Así como quien dice “sin querer” encontré en el diario El País, edición digital y con fecha 21/02/2010 las canciones que según los líderes morales del mundo occidental nos ayudan a ser buenos cristianos.

Mi incredulidad se hizo ya patente con solo leer el titular “Canciones para ser un buen cristiano” y es que toca mucho las narices ver cómo estos que en otro tiempo fueron perseguidores de la modernidad, de las melenas, de las guitarras eléctricas y para mayor inri de The Beatles, ¡SACRILEGIOOOOO!, en fin, pues eso, que ahora se tornan en expertos aconsejadores de la música cristiana  cercana a la bendición divina,

La Iglesia y el Rock (El PapaRock)

¡Ave María rockera, con guitarra elétrica concebida!.

Puestos a destacar, la Santa Madre que la parió, perdón, la Iglesia Católica, inaugura su Top ten con el disco “Revolver” (1966) de The Beatles. Mira que habré escuchado veces “Eleanor Rigby”, “Taxman”, “Got to get you into my life”, etc y no le encuentro por ningún lado la aproximación al cristianismo pero en fin, al menos coinciden con la mayoría de los críticos que colocan este album de The Beatles entre el nº 1 y el nº 3, dependiendo qué lista, entre los mejores álbumes de todos los tiempos.

En el segundo lugar destacan un álbum para mí desconocido hasta que he recibido la revelación divina, este es el álbum de David Crosby, sí ese que compuso el cuarteo Crosby, Still, Nash & Young, titulado “If I could only remember my name” (1971). Sólo con leer una crítica que encontré sobre el disco se me fueron las ganas de escucharlo, decía textualmente: “salmos melancólicos, soñadores y extáticos de este álbum están imbuidos en estructuras sueltas, deslumbrantes e impresionistas. Crosby viaja a otro universo, susurra, se lamenta, balbucea, agoniza, irradia “om’s”, platica con espejismos y fantasmas y se hunde en un trance místico-psicodélico”

¿Irradia “om’s”?, y yo que creí que se refería a la organización mundial de la salud, en fin, todos creemos que sabemos de música hasta que leemos críticas como la citada, entonces solo sabemos que no sabemos nada.

En el tercer puesto aparece el álbum “The dark side of the moon” (1973), ¡ojo!, disco definido como “conceptual” dentro de los míticos “Pink Floyd”. ¡Vaya con los curas!, están de un pop alternativo y a la vez de masas que me dejan en extásis espiritual.

En cuarto lugar el álbum “Rumours” de “Fleet wood Mac” y del año 1977, otro disco “conceptual”, ¡con lo bien que suena eso de decir conceptual!. En el quinto el músico Donald Fagen con su disco “The Nightfly”. En el sexto y “tela marinera viniendo de la Iglesia” el rey del Pop Michael Jackson con su histórico y millonario “Thriller”. Iglesia, zombies, en fin, el mundo de la muerte siempre tan ligado a esta religión, como a todas por cierto.

Paul Simon, U2, Oasis, Carlos Santana y una mención especial para el poeta Bob Dylan cierran esta lista algo más que peculiar, casi diría que delirante viniendo de quien viene.

Después de leer el artículo ya me siento mejor cristiano,  ¡cómo no!, estos hombres de Dios, doctos en la Biblia, en el Derecho Canónico, estudiosos de Teología y guardianes de la fe, opinan de música con esa libertad que su Dios les ha dado, no olvidemos que dictan leyes sobre el sexo del que se suponen no saben nada gracias a su celibato oficial que no oficioso. Habría que preguntar a los miles de niños que “los sufrieron” si mientras los sufrían les ponían alguna canción de The Rolling Stones para hacer más llevadera su “Satisfaction”. ¡Lo que hay que aguantar!. Por cierto, que ha salido publicado que la Iglesia acaba de perdonar a The Beatles por compararse con Jesucristo, pues menos mal, va a ser que ya me quedo más tranquilo. Y digo yo ¿cuándo pedirán ellos perdón?

¡Dios me libre de estos que amparan la pederastia y dejan que campe a sus anchas por su organización “como Pedro por su casa”!

Y para que os beatifiquéis con la música os dejo tres muestras de las canciones elegidas por los santos varones por si algún despistado ha entrado en mi blog buscando cómo ser mejor cristiano. ¡Sursum corda! (¡Levanta tu corazón!) y ¡Lennon os bendiga!

Aquí va lo mejor: Taxman  – The Beatles (Revolver 1966)


Una canción para mí desconocida hasta ahora pero muy interesante. Esto de ser buen cristiano tiene su aquel:  Maxine – Donald Fagen.

Un grupo que tenía injustamente olvidado y que hizo un disco espectacular: “Rumors” de Fleetwood Mac. Aqui cuelgo su éxito “Dreams”.


Anuncios