It’s my life – Bon Jovi

Cuando a las musas les da por tomar el primer vuelo y dejarte tirado como una colilla, se antoja complicado escribir en el blog y aportar algo decente aunque solo sea para la satisfacción personal de quien escribe.

Tengo la mente en blanco, literalmente no pienso, bueno, mejor dicho, pienso pero poco, me cuesta concentrarme y los pensamientos son como pájaros que se posan en la rama de un árbol sin vocación de anidar.

Mis últimos tiempos están siendo especialmente complejos y mi mente no da para mucho más, excepto para escuchar música, embobarme frente a la televisión viendo  sin mirar algún programa vacío de contenido, leer los titulares de las noticias sin entrar en mucho detalle y  muy poco más, bueno, eso que hacemos todos estemos como estemos, comer, dormir, etc.

En stand by

¿Es mi vida?, pues no, al menos no siempre ha sido así pero en estos últimos días, no puedo presumir de mucho más que de hacer una vida contemplativa más próxima al mundo vegetal que al mundo animado.

La verdad, me siento como un Ferrari, paso de 0 a 100 en cero coma uno, ¿alguna quiere subirse a este vólido?, ¡imposible!, es como si fuera un juego de la Play y me hubiesen pasado a “modo mongoloide”, el modo facilón y simple superable hasta por el más torpe de los torpes.

En fin, voy a ponerme las pilas con Bon Jovi, en este Domingo no caben más reflexiones que el ritmo de “It’s my life”, una canción que agita los cimientos de mi obstinada pasividad.

Se trata de vivir, como dice el bueno de Bon Jovi (que ha debido venderle su alma al diablo porque parece como si los años no pasaran por él) “it’s now or never”, sí, “es ahora o nunca”, “I ain ‘t gonna live forever”, “porque no voy a vivir para siempre”…, pues eso, que son rachas, que hay que despertar y tirar ‘palante’ y en ello estamos.

No hay mal que cien años dure…



Anuncios