Vendrán días – Manolo García

 

Besos soñados

No somos nada, ni el uno ni el otro pero lo más triste es que juntos fuimos algo y ahora ya no somos .

A veces me pierdo en los laberintos del recuerdo, hablando sin palabras, imaginando futuros imposibles, mundos perdidos que de soñados murieron en el umbral de la pasión sofocada. Y te busco pero no te encuentro y se hace difícil respirar el aire cuando no estás, y te sueño pero no recuerdo nada, e imágenes imaginadas se deslizan sin sentido en mi corazón derribado por la nostalgia, por los recuerdos, por los sueños rotos, por el amor perdido.

Y siento otros labios, pero te encuentro a ti, y cruzo miradas de anhelo, pero te anhelo a ti y estás en todas partes y en ningún sito a la vez, será que te tuve sin tenerte y ahora llegan los días de  la certeza, de la fría y oscura verdad, de lo inevitable, de aquello que no tiene vuelta atrás, de los libros terminados, de las puertas cerradas y de los sentimientos olvidados.

Versos enamorados que ya son versos abandonados, que nacieron desde tus labios en el frenesí de unos besos que ahora solo son besos soñados.

Ya no arden las brasas, ya no quema el aire, solo duele tu ausencia disfrazada en los ojos de nadie…

 

Hoy una canción que me hace sentirme así, una canción de Manolo García titulada “Vendrán Días”. Uno de mis músicos preferidos pero hoy no toca decir mucho más…


 

 

 

Nunca el tiempo es perdido (Manolo García - 2001)

Letra de “Vendrán Días” de Manolo García del disco “Nunca el Tiempo es perdido”

Vendrán días en que el peso
que hoy te abruma se hará liviano.
Vendrán días en que ese peso
ya no será carga sino bagaje.

Vendrán días, han de venir.
Porque un alma que alberga sentimientos viles no brilla
y un alma sin brillo
es un tiempo marchito para quien lo soporta.

Déjame que escuche esa guitarra que hoy me falta el aire.
Que hoy necesito besar otros labios
creyendo que beso tus labios.
Déjame perdido en negra noche que hoy el dolor duele,
que hoy necesito buscarte sin miedos,
en otros rostros buscarte.

Llega el tiempo que en tu campo amado
plantarás pensamientos.
Junto al pozo de tu huerta enjambres de madreselva.
Y esa calma, y esa calma te ha de ayudar.
Porque un alma que mora en la sala de los pasos perdidos
es la furia vencida, cáscara vacía de un dolor exacto.

Déjame beber de ti en los labios de mujer extraña,
que hoy necesito el calor de unos brazos
que apaguen mi vana esperanza.
Déjame desnudo de recuerdos, no los necesito.
Que hoy necesito buscarte sin miedos
en otros rostros buscarte.

Dame un lenguaje sin palabras para abrigarme
que tengo frío.
Dame besos y caricias olorosas y descalzas,
dame un mundo sin palabras que yo respire
porque me ahogo.
Dame besos y caricias sinceras o mercenarias.

Déjame que escuche esa guitarra que hoy me falta el aire,
que hoy necesito besar otros labios
creyendo que beso tus labios.
Déjame perdido en negra noche que hoy el dolor duele,
que hoy necesito buscarte sin miedos,
en otros rostros buscarte.
Déjame que escuche esa guitarra que hoy me falta el aire.

Anuncios