Seis segundos

Cada 6 segundos un niño muere a causa del hambre

Cada seis segundos muere un niño por causas relacionadas con el hambre.

A veces las estadísticas son solo eso, números, comparaciones, estudios y poco más. Datos fríos que suelen servir para hacer estudios de mercado o sociales. En este caso el número es algo más que un dato, asusta, avergüenza e indigna.

Casi mil millones de seres humanos pasan hambre, pero hambre de la severa, de la que supone no comer todos los días. Mi madre me contó lo terrible que es el hambre. Ella nació en un pueblecito de Cuenca y vivió con solo seis años (seis años, ¡qué ironía!) el horror de la Guerra Civil Española. Ella no recordaba muertos, ni ejecuciones, ni traiciones entre vecinos, solo recordaba el hambre, el dolor de tripa por no tener qué comer, la amargura de sus hermanos llorando por no tener un mendrugo de pan que llevarse a la boca. Sí, mi madre pasó hambre y por eso me cuesta entender que aún en el siglo XXI la gente se muera por causa de no tener alimentos.

Los estudios dicen que con solo el 1% del dinero entregado a los bancos para su salvación en esta terrible crisis se podría erradicar el hambre en el mundo. ¿Será cierto?, ¿será tan descarado?, ¿tan cruel?.

Este mundo no tiene corazón, ni vergüenza, ni justicia. No sé cómo expresarlo pero mientras le doy vueltas a mi cabeza para ver cómo expreso mi indignación en tan solo un minuto 10 niños habrán muerto en el mundo. Estamos anestesiados.

No se me quita de la cabeza, el número 6, no tiene nada de frío, nada de estadístico pero contiene todas las miserias de la humanidad.

LOS MOTIVOS DEL HAMBRE

 

Anuncios