Distinto perro con distinto collar

El PSOE está haciendo una política económica esencialmente de derechas. Esta es la afirmación política más extendida entre los librepensadores de la izquierda española y no les falta razón, básicamente las decisiones políticas que ha tomado el gobierno socialista para salir de la crisis se han basado en las soluciones neoliberales (de derechas) impuestas por los mercados, esto es, reducción del gasto público, subida de impuestos, reformas de endurecimiento en el mercado de trabajo, etc.

Entonces, ¿ya no hay izquierdas?, sí y no, es decir, afirmar que la nueva derecha del PSOE es las misma que la derecha de toda la vida representada por el Partido Popular es tanto como afirmar esa facilona respuesta que hacen muchos ciudadanos que por no saber, que por no molestarse en leer y escuchar, terminan diciendo que todos son iguales, es decir, el mismo perro pero con distinto collar.

El Partido Popular tiene como consigna estar callado e inmóvil durante esta crisis porque en su libro de ruta está escrito que la crisis por sí sola terminará hundiendo electoralmente al PSOE. El problema es que los seres humanos somos muy dados a la soberbia y al protagonismo y a veces, desoyendo las recomendaciones y ante los virtuales avales de las encuestas nos envalentonamos y nos ponemos a hablar de nuestras ideas, lo que realmente pensamos y ahí se nos ve el plumero.

Esto es lo que ha hecho el líder del Partido Popular. Mariano Rajoy se ha lanzado al ruedo afirmando que cuando sea presidente del gobierno adoptará las mismas medidas que Cameron está adoptando en el Reino Unido. ¡Sálvese quien pueda!, si esto es así significará que la verdadera política de derechas para esta crisis no será la de bajar el sueldo a los funcionarios un 5%, como ha hecho Zapatero, la solución será despedir a 500,000 funcionarios, ¿es lo mismo?, en fin, al aíre le digo. Para Rajoy, adalid de los trabajadores, la solución es más paro.

Además, Mariano Rajoy ha explicado que el matrimonio gay o el derecho sobre el aborto serán modificados por su nuevo gobierno, es decir, será aniquilados por la verdadera derecha, aquella que tiene como lema “Dinero, Dios y Patria”, sobre todo si tenemos en cuenta que en el espíritu de ese lema, al menos en España, estaría implícita la palabra “Corrupción”.

Al final el Partido Popular movió ficha y convirtió una política típica de derecha moderada y que es la que está haciendo el PSOE en cuestiones económicas, en una política de izquierdas, solo así podemos entender que SIGUE HABIENDO MUCHAS DIFERENCIAS y que votar a uno o a otro no es lo mismo.

La verdadera izquierda aún sigue, late mal herida, el PSOE la ha desvirtuado,  pero continúa latiendo, al fin y al cabo la verdadera izquierda está formada por millones de librepensadores que jamás seguirán borreguilmente los designios de un partido o un líder, algo que la derecha tiene como costumbre y marca identificadora.

Está claro, no todos son iguales, en todo caso son “distintos perros y distintos collares” y como el descafeinado solo me gusta para el café, seguiré buscando más alternativas.

Anuncios