Grita

 

Grita

Si tuviera que decírtelo una vez, me parecería poco, te lo diría mil veces y aún así siempre haces lo que tú quieres, pero ¿para qué estamos aquí?. Dicen que quien bien te quiere te hará llorar, pero ¡válgame el cielo!, tengo unos churretes por los ojos que me dejan surcos por la cara.

Si algo anda mal, dilo, si necesitas ayuda, pídela, si no puedes más, GRITA y allí estaré. Hay cosas que no entiendo, no son tantas, más bien pocas, será que soy muy cortito y mi mente no alcanza a comprender todo lo que encierra tu alma y es que por muy gemelos que seamos, en nuestras almas alguna diferencia tenía que haber. No es por tu culpa, ni por la mía, es que así es la vida y la condenada tiene estas cosas. Yo la vida no la entiendo pero es la que tenemos y hay que vivirla.

No te olvido, no puedo ni un minuto y aunque el mundo girara un millón de veces más rápido, alguna neurona mía quedaría en pie para seguir pensando en ti. Es lo que tiene ser cabezota, es lo que tiene querer sin remedio y ¿quién quiere remedio?, yo no, ni médicos ni magos, solo la magia de tu estrella.

Sabes que estoy aquí pero si no puedes más GRITA, no puede ser tan difícil y si lo fuera, da igual, mi corazón está pendiente, y es que solo no se debe luchar, porque duele, duele mucho y llena el alma de amargura, además por fin tendríamos lo que tanto hemos soñado porque la vida “MERECE LA PENA” sobre todo “if we are slowly falling in love”

¡GRITA!

Anuncios