Negra Sombra

 

Es el murmullo de los ríos, son los sonidos de las hojas,

Es la sombra que siempre me acoge, me protege,

Es la sombra que siempre me asombra.

Es la estela brillante del sol que deja solo una huella de penumbra

Y cantando, riendo y llorando tu sombra negra me abraza

En el día, en la noche, refugiándome en la marea alta

En la sombra negra que siempre me acoge

En la negra sombra que siempre me asombra.

Musitando los versos del poeta, cantando las plegarias en la madrugada

En medio de los versos y las notas siempre me acoge con cálida frialdad

Con la luna como testigo, la sombra que siempre me asombra.

Allá donde mire te encuentro y me acompañas en mi camino,

Nunca me dejarás y me inundarás en el negro sabor de tus brazos,

En las sombras que protegen el amor verdadero que siento

De las luces envidiosas que tanto lo acechan.

Y me sumerjo en tus tinieblas, con mi corazón rasgado de dolor

Y enamorado en lo más profundo de sus sombras,

En esas sombras en las que tú habitas amor mío,

negras sombras que siempre me asombran.


Anuncios