Espantapájaros – Mclan

 

Desaliñado, descuidado, solitario en medio de la nada, así debe sentirse un espantapájaros, claro está, si un espantapájaros pudiera sentir que eso es mucho presuponer, pero usando un poquito de metáfora e imaginación, por otro lado tan usual en mi viaje continuo, podríamos imaginar que sienten y seguro que padecen de soledad.

Yo me he sentido en muchas ocasiones como un espantapájaros, por lo solitario y abandonado, por sentirme como un mueble para un único uso que no vale para otra cosa que rellenar huecos que de otra manera quedarían vacíos y que por no dar, no da ni miedo.

Pero esto siempre ocurre cuando te sientes desubicado y solo. Todos en algún momento nos hemos podido sentir como un espantapájaros, excepto los superguays, que haberlos haylos, como las meigas.

Me pincho el brazo y no sale nada, bueno sí, una brizna de paja, como buen espantapájaros tengo la sangre de paja y el corazón como un trozo de madera seco, esperando ser inundado de nuevo y para siempre por el agua del amor, que al fin y al cabo es el motor de la vida, el elixir que convierte a un espantapájaros como yo en un ser humano.

De nuevo MClan, se nota que me gusta ¿no?, Estos chicos llevan desde 1993 creando buena música, con una gran voz, para mi gusto, del amigo Carlos Tarque y con la compañía de Santi Campillo, Ricardo Ruiperez y alguno más que ha ido entrando y saliendo del grupo.

Lo dicho, MClan con “Espantapájaros”. ¡Feliz Domingo!

Anuncios