Esta noche pienso en ti

Esta noche pienso en ti, como tantas y como nunca. Esta noche te pienso mientras te sueño, y en el transcurso de los sueños aparecen las hadas de los milagros que nunca fueron. Una imagen que nunca existió se apodera de mi mente haciéndome creer que estás cuando solo hay vacío.

Esta noche pienso en ti y los sonidos suenan a gritos apagados por la distancia, por la impotencia, por los silencios que un día tras otro han poblado mi cama. Y miro a los lados pero estoy dormido, y grito tu nombre pero es desconocido, y beso cada rincón de tu piel pero mis labios están sellados, cerrados y hundidos en el mundo del eterno regreso sin final, donde todo es simplemente un sueño.

Nunca has existido y siempre te he soñado, amor lejano, amor nunca encontrado.

Esta noche pienso en ti, como tantas noches en las que me encuentro en medio de la triste penumbra, rota por una lámpara que denuncia el polvo de mi alma, las miradas congeladas, los abrazos vacíos, las palabras que no sirven para nada. Y una noche más, como tantas, noches y noches de infame sueño, de desesperanza, de sombras y de silencios, de tantas y tantas añoranzas.

Esta noche pienso en ti, en tus ojos y en tus manos, imaginados, en tus pechos y en tus labios, soñados,  y una voz desconocida aparece como sonidos del viento que no puedo sujetar entre mis dedos y volátiles se me escapan. Es el amor que me habla o quizá sea mi locura la que susurra lo que quiero oír aunque no exista. Esta noche pienso en ti, como ayer, como antes de ayer, como siempre…, como todas las noches, como tantas.

Anuncios