Pequeñas cosas, ¡Fíjate tú!

No acostumbro a escribir y publicar en el acto, es más, creo que solo lo habré hecho un par de veces y soy incapaz de recordar el qué y el cuándo.

Pero ahora, a las 23:00h de la noche del miércoles 13 de abril de 2011 me ha dado la ventolera de poner lo que mis “santos cojones” decidan y, ¿qué deciden?, nada, en todo caso sonreír y mirar ‘palante’ que falta hace en una vida empedrada y cuesta arriba.

Creo que los seres humanos vivimos demasiado en el futuro y nos olvidamos del presente, del minuto que vivimos, y este debería ser intenso y lleno de pensamientos positivos como si fuera el último. La vida tiene sorpresas aunque a veces o nos las veamos o simplemente tarden en llegar, pero las tiene, ¡vamos si las tiene!, y buenas, porque las malas están ahí, pero paso de ellas todo lo que puedo, aunque ellas se empeñan en tocarme las narices.

Una mirada, una sonrisa, una invitación a comer… ¡qué bueno!, hoy mi compañera de curro me ha puesto un mensaje y me ha dicho: “mañana no te traigas comida” y yo, que la mitad de los días no la llevo, bien por vaguería bien por olvido, me he echado a reír, entre la alegría y la gracia que me ha hecho la condenada.

Y un mensaje, un correo, unas películas pendientes de ver en un proyector y excelentemente bien acompañado. Unas risas, una ruta por la montaña, un vivac en Gredos, un paseo por la Plaza Mayor, un cine (sin palomitas), una onza de chocolate negro que quita el sentido y un padre que por quinto día consecutivo me sigue discutiendo hasta las comas de las frases…¿se puede estar mejor?

Y ahora a la cama, ¡madre mía! ¡qué placer!, en cuanto la pille le voy a hacer sangre y ni crisis, ni ERES, ni trabajo aburrido, ni economía hecha polvo ni ná de ná, a dormir disfrutando de cada segundo del sueño porque mañana será otro día y quedará un día menos para una nueva sorpresa. Mientras tanto me regodeo en el gusto que la última me dejó en el paladar, con sabor a chorizo pelao, pimiento del “cabrón”, cervecita fresca y alguna cosa más…, son aquellas pequeñas cosas ¡fíjate tú!

Anuncios