La mentira de la Teoría del Pensamiento Positivo

Si las cosas te salen mal es porque no tienes un PENSAMIENTO POSITIVO. Básicamente este es el axioma que ha dominado en las últimas décadas en nuestra sociedad industrializada. Si estás enfermo y medio muriéndote de un cáncer terminal, es que no has enviado esas vibraciones positivas necesarias al universo para evitarte ese sufrimiento. Que te quedas en el paro, no pasa nada, sonríe porque una nueva oportunidad se presenta, si eres positivo y sobre todo, no te quejas, el trabajo vendrá a ti como los hombres acechan a las rubias tontas. ¡Manda cojones!

Siempre he sentido repulsión de la teoría aceptada por “casi” todos del “Pensamiento positivo” Una buena amiga me recomendó leer el libro “El Secreto” de Rhonda Byrne y me lo envío para que reflexionara sobre el origen de mis males,  los cuales podrían derivarse porque de mí emanaban vibraciones negativas y pesimistas , causantes posiblemente de hechos como perder el empleo o caer enfermo. El libro decía que si tienes esa frecuencia positiva atraes las cosas buenas y positivas hacia ti porque existe algo así como “la ley de atracción del universo”, todas las cosas se atraen, las malas con atracciones negativas y las buenas con atracciones positivas. Es una ley tan universal como la ley de la gravedad, bueno, según el libro ¡claro!.

Cuando comencé a leerlo casi vomito del asco que me dio leer algunos razonamientos. Decía cosas como que si piensas con intensidad y verdadero positivismo en hacerte rico, te haces rico. Es decir, concluí después de algunos párrafos de esa MIERDA de libro, que si dos mil millones de personas se mueren de hambre, no es por el saqueo que hacen los poderosos de sus países, es porque son unos putos negativos y unos quejicas. ¡Valiente imbecilidad!. Leyendo el libro sentí que yo era el culpable indirecto de la muerte de mi madre, parece que no deseé lo suficiente que se curará y no fui capaz de enviar suficientes pensamientos positivos al universo para que me los devolviera en forma de curación milagrosa. Que digo yo que algunos se podían meter la lengua por el culo antes de decir tantas memeces. 

No hace mucho hablaba con mi Directora de Recursos Humanos sobre el drama de la gente que estaba siendo despedida en mi Empresa, ella lo consideraba una “oportunidad” y me dijo que el libro de El Secreto era una verdad como un templo. ¡No daba crédito! todo el mundo se cree esa patraña sin pestañear, estamos teledirigidos como auténticas máquinas sin voluntad, y lo que es más grave, sin capacidad de análisis y cuestionamiento.

Desde mi humilde punto de vista la Teoría del Pensamiento positivo es un método urdido para ejercer un control social, uno donde la queja no tiene cabida, uno por el cual cuando algo negativo le pasa a nuestro vecino, además de alegrarnos por la pura envidia que le teníamos, lo justificamos diciendo que se lo merecía, que era un quejica o que no tenía iniciativa.

Ahora vivimos en una sociedad en la que no soportamos que alguien exponga los problemas, lo consideramos un tipo negativo. Solo hace falta ver lo que se estila en los centros de trabajo. No puedes decir que algo está mal, no puedes mencionar los problemas que pueden surgir por elegir una opción que consideramos errónea, somos mal vistos, incluso despedidos porque no tenemos un pensamiento positivo de las cosas. Este mundo ha sido controlado en las últimas décadas gracias a este pensamiento difundido por las clases más pudientes y mediocres de nuestra sociedad y es uno de los orígenes de la crisis que padecemos actualmente.

Por favor, no dejéis de ver este interesante vídeo y luego que cada uno piense como estime oportuno pero, señores, tonterías las justas. No se trata de ser negativo y un desesperante pesimista, se trata simple y llanamente de llamar a las cosas por su nombre. 

Anuncios