Me gustaría que fueras…

Me gustaría que fueras igual a todo el mundo pero tan diferente por ser tú, tan especial por ser parte de mi vida, por ser de alguna forma la continuación de mi cuerpo y de mi mente, quizás de lo que no soy porque no supe o no tuve tiempo de ser.

Me gustaría que fueras tú, exactamente diferente a mi pero similares con miles de rasgos distintos. Iguales y diferentes, me gustaría que fueras tú, como quiera que quieras ser, como tú mismo vayas aprendiendo mientras camino a tu altura, sin desviar tu camino para extender mi mano cuando la necesites.

Médico o abogado, me da igual,  carpintero o panadero, no me importa, solo quiero que seas tú. Que la risa domine tu vida, que la curiosidad se apodere de tu mente y que el mundo que te rodea lo contemples desde todas las ventanas que decidas abrir, pero que saltes, que vivas, que camines por él hasta  que te pierdas en un continuo descubrimiento de sensaciones y colores de días vividos.

Me gustaría que fueras fuerte, pensador libre, observador, humano, sensible y de acero para no quebrarte, que supieras reírte de ti mismo con todos a tu alrededor, amigo de lo bueno, de lo honesto,  amigo de ti mismo hasta quererte por encima del mundo sin menospreciar nunca a otro ser humano, enamorado del amor que se manifiesta a través de tus palabras, de tus acciones y también, por qué no, de tus miedos.

Y si algo tiene que cambiar que no seas tú, ¡cambia el mundo! lo tienes a tus pies, basta con mirar debajo de ti para que entiendes que estás pisando el mundo todos los días.

Me gustaría que fueras rico de espíritu, millonario de ilusiones…, me gustaría tantas cosas de ti que no podría hacer una lista sin saber cómo acabarla, ni siquiera por dónde empezar.

Pero solo quiero que seas tú, en lo mucho y en lo poco,  libre y soñador,  y como trabajo para vivir, algo muy sencillo, la profesión de ser feliz.

Anuncios